Suscríbete a nuestro canal de noticias

Te mantendremos informados sobre todos los proyectos y actividades en el corredor norte de nuestra ciudad.

Hato de La Virgen

El 4 de Julio de 1987, las quebradas la Plata, Platica, Bellavista y peña Roja, presentaron desliamientos, derrumbes, flujos de escombros e inundaciones en Pastales, que dejaron 15 muertos y 2.300 damnifados” (El Espectador, 2015)

En cabeza del administrador municipal Hermán Huertas Cambranza, se definió que parte de las personas damnificadas serían reubicadas en en el Barrio Jardín Santander, bajo dos opciones; casas prefabricadas, quienes asumirían un valor mayor o mediante la entrega de 86 lotes, es un terreno continuo al barrio.

Luego de la entrega de los lotes, se procedió con la adecuación del barrio, éste contó con la participación de diferentes instituciones: Ejército Nacional, Servicio Nacional de Aprendizaje SENA, Club Rotary de Ibagué, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ICBF, Cruz Roja y Pastoral Social. Fue bautizado bajo el nombre de Jardín Santander Sector Diamante.

Las construcciones en su primer periodo, fueron en materiales como cartón, polisombra, esterilla, plástico, bareque, tabla y paroi. Con el tiempo construyeron sus casas en ladrillo.

La primera cancha del sector fue en tierra, escenario que se demarcó por el uso constante de las personas como lugar de esparcimiento. En el año 2000, realizaron las primeras adecuaciones en esta, ya contaba con encerramiento y suelo de cemento.

Las problemáticas sentidas en el sector, están centradas en el uso inadecuado de los desechos y la legitimización de la quebrada el Hato de la Virgen en el arrojo de los escombros.

Luego de 20 años sin ningún tipo de intervención institucional, en el año 2014 con el apoyo de la Fundación Social la comunidad adecúa un escenario con potencial por su suelo para la agricultura, la Huerta.

Los diferentes grupos etareos que habitan el sector han sido protagonistas de un proceso de convivencia que se gesta en su comunidad.